Cleethorpes 2015: un viaje sin vuelta atrás

11016095_10153222280449643_7062155730891515189_nTodo empezó el fin de semana del Soul for no teeth y el Someday con un par de caballeros empezando a sembrar la semilla de la discordia, informando de la cercanía de Cleethorpes. Total, que un día indeterminado me veo comprando los vuelos…. God bless you!

El miércoles y ante la cercanía empiezan los primeros pálpitos, esto se empieza a acercar… el jueves toca hacer la maleta (todo para última hora, como buen español)…

Viernes 12 de junio, 6 de la mañana. Los ojos de par en par y nervios como si fuese un niño la noche de Reyes. Vueltas en la cama hasta la hora de levantarme. La maleta está hecha de la noche antes. Tras la jornada de trabajo y con unas ganas de fin de semana tremendas, me veo en el aeropuerto. Primer contratiempo, que aunque acojona, se resuelve pronto. Ya dentro del aeropuerto toda la tropa, los amigos de Ryanair nos informan amablemente de que hay que esperar un poco más de la cuenta. Mientras se espera a que salga el vuelo, caen las primeras cervezas del fin de semana. Al final, parte el vuelo y nos plantamos en Manchester sobre las 2 AM. Allí nos espera una minifurgoneta para llevarnos directos a Cleethorpes. Los cálculos nos dicen que en un par de horas podíamos estar en medio de la pista. El viaje se resuelve entre más alcohol y risas. Tras una parada en mitad del camino, los cálculos dicen que llegamos a los últimos 30 minutos. 04:45 llegamos a Beachcomber, ¿un par de canciones? ¡Allá vamos! En la puerta y antes de coger los tickets nos encontramos con varias caras conocidas. Entre preguntas varias y recoger los tickets, nos cierran el chiringuito. El intento ha sido bueno, pero no ha servido de nada…. te sientes como Djukic cuando falló el penalty ante el Valencia (con el debido perdón), pero bueno, un poquito de caravaneo antes de irse a dormir y ya vendrá el sábado a redimir las penas. Aunque ateo, dicen que Dios aprieta, pero no ahoga.
11419312_10205440530904963_5227412131221859857_nSábado. Tras arreglarse y tomar el desayuno, vueltita a ver la pinchada de JC (para los anoraks, ya ha colgado la playlist). Previamente ya habíamos pasado a visitar las salas (había 2: main room y modern room, -creo que, por suerte, aquí hemos conseguido que en un alto porcentaje de fiestas haya desde 60s hasta 80s con matices más funk, gospel o r&b en una misma sala, dando mucha más riqueza a una nighter-) y los puestos de discos y fanzines. No tardó mucho en que volviesen a caer las primeras pintas del sábado y alguna visita a la modern room, había una especie de battle of DJs.. Total, que entre charlas y puestas al día del resto de expedición y alguno que otro de los amigos que nos hacen visitas a menudo a la capital (por frecuencia en venir, algunos parecen casi de aquí..) se pasó la mañana del sábado. Tocaba llenar el estómago, fish and chips (por conocer la cultura local..) y un rato más de caravana previa a la noche. Una vez arreglados, vuelta a la fiesta: había muchas ganas de pista… tras la primera pinta de rigor (Pete Hulat a los platos), la pista empieza a estar calentita… siguen Keith Money y Mick H. Visita a la mordern room, estaba Andy Davies pinchando y de fondo suena Tendy Pendergrass: “The more I get, the more I want”.. y, la verdad, se agradece un poquito de moderneo.. llegamos a los conciertos…me gustó especialmente lo que vi de Jock Mitchell. Tras los conciertos, seguimos en la main room el 90% del tiempo… y aquello parece cualquier vídeo que hayas podido ver de la época: pista hirviendo, un montón de palmadas sonando casi al compás (me da miedo unirme, por no romperlo!!), y temazo tras temazo, llega eso, que en un momento determinado te metes en la pista y pierdes la noción del tiempo, a destacar dos momentos en los que miras a la cabina a ver quién está pinchando y ves a H y Butch. De piel de gallina ese momento en el que piensas que está vibrando el parqué, la pista a reventar, gente con estética wiganesca a tu alrededor y empiezan a sonar las primeras notas de Lil Major Williams… miras a la cabina y ves a Butch con una camiseta de la Corner… Tras el vendaval, vemos que también se habilitó arriba una mini-sala en la que había pinchando de forma informal unos cuantos señores.. unos cuantos temas de Butch super-majos, se quedó en mente el “Get out” de Allison and Calvin Turner (¿sería una indirecta?…) hasta que llega ese momento en el que el cansancio te puede y decides abandonar para continuar al día siguiente con más ganas, previa despedida de los capitanes de la expedición.

14896_10204519269930773_2352230818866375012_nDomingo. Piensas que todo ha terminado, que lo que puede quedar, está ya por rellenar hueco, ¡iluso de mi!. Desayuno y despedida de más tripulantes… de nuevo repaso a los puestos de discos y más sesioncitas por la mañana,.. entre comentarios, te enteras de que uno de los punters que está en la pista es Rob Messer.. uno de los señores que más marcó la escena de oldies y según los que vivieron los 90s, la forma de pinchar aquí por aquellas,.. ¡máximum respect! También pasamos un rato por la modern room, pinchaba Soul Sam y había ganas, para mi fue el mejor momento de todo el fin de semana. Durante meses, leías mensajes de Malayka, Fenn y María, etc.. en internet diciendo que se estaba recuperando en su batalla por la vida, que las ganas de volver a pinchar era lo que lo llevaban a seguir adelante, y te lo encuentras en un pueblo perdido de Inglaterra, pinchando en la “sala-chica” de un evento, siendo uno de los grandes del rare soul con una sonrisa de oreja a oreja, bailando en la cabina y con una cara de felicidad enorme. Con su edad… Creo que es una de esas grandes lecciones de la vida que no se me olvidarán jamás, o ese punto de inflexión en el que dejas de ver el northern como una escena de baile a verlo como una forma de vida, algo más allá de ese popurrí de clichés que tan asumidos tenía: viajes, stompers, búhos, etc,.. ese mismo momento en el que te das cuenta que como habías vivido hasta entonces el soul, era sólo el prólogo del libro y aún falta la sal gorda… Tras terminar la sesión matutina, vamos en búsqueda de algo para refrescar el gaznate sin éxito, así que pasamos la tarde con disquisiciones sobre la realidad socio-económica del país, y rellenando la hoja de servicios del finde. Tras ello, estuvimos charlando con algunos compis de fuera y acudimos al evento de la noche: más stompers, más oldies, casi todos temas conocidos, recuerdos de ciertos compis con las canciones que suenan… cierra Ady Croasdell. Cuando piensas que un domingo no puede haber nadie una fiesta, que sólo quedan los últimos enfermos buscando su última dosis de soul, no puedes estar más equivocado, creo que salvando honrosas excepciones no he visto all-nighter aquí con el mismo público…. El domingo da sus últimas coletadas con una charla acerca de la película “Northern Soul”, por cierto, de compra obligatoria…

11541196_901796149877040_517226941_nLunes. Te levantas, piensas que todo ha terminado. Cierras el chiringuito y empiezas a pensar que vuelves a la maldita rutina.. nos dirigimos de camino al tren, y ante la espera, una última pinta para despedir Cleethorpes. Cuando pensaba que un sitio como Cleethorpes podría ser como una especie de centro de reclusión silvestre para urbanitas cansados del estrés, que todo será british-standard y que más allá del puñado de escoria soulie que ha reunido durante ese finde no puede haber nada más que llame tu atención, te encuentras con que en el pub sirven ¡¡cerveza de bellota!!, cáspitas y retruécanos, algún conquistador extremeño debió plantar ya una pica allí antes. Lástima de darme cuenta después de pedir (o no, así hay excusa para volver..). No hay mejor sensación para volverte a casa…. En el trayecto ves bajarse a algunos de los punteros en solitario y te recuerda que no eres el único gilipollas al que le ha tocado hacerlo, esa sensación tan reconfortante de refuerzo de principios..

No se que más decir de Cleethorpes, siento ser como aquél señor que dijo que veía la escena a veces borracho, a veces por internet,.. Se me hace difícil resumir qué me he traído de Cleethorpes… no ha consistido en un conjunto de pinchadas, de canciones o sesiones flipantes de DJs… Sólo se que cada vez se me hace más difícil resumir el northern en canciones, sets, clichés o viajes.. creo que me traigo a Soul Sam, creo que él, sin medir palabra, me ha hecho entender con su actitud de qué cojones va todo esto y, por supuesto, haber compartido el finde con toda la tripulación, eso que Llabrés en su libro llamaba la escoria del Soul…

Ángel Ivy

Respect!

Butch

Bamberg… la crónica.

1525331_770216369731774_4951078505219123703_nY por fín llegó el dia.14 horas de viaje y los Soul Dregs casi al completo nos plantamos en Bamberg. Llevaba años queriendo ir al Floorshakers wekender ,era como un pequeño sueño  que sabía que no era muy dificil de realizar pero mi situación economica siempre me lo impedía… y en esas que de repente me encuentro allí en la puerta del teatro aquel alemán, sabiendo que en los próximos 3 diás no me  interesa nada más. Lo único importante para mi en el momento que puse el primer pie en esa sala era, la gente que tenía al lado , la música  y disfrutar y bailar como si no hubiera mañana .Así de claro,en esos 3 diás no me interesaba  nada más.

Pues ya estamos dentro. A la izquierda la Grosser raum como la llaman los alemanes, al rato de estar allí algunos la llamaríamos la sauna, la sala mas pequeña orientada a sonidos  digamos mas modernos,,Modern Soul,Funk,rare grooves…. Y la otra sala ,una sala bonita donde las haya, con el mejor suelo para bailar que me haya encontrado nunca,con un sonido espectacular,rodeada de espejos y de sillas para poder descansar o para que se te pasen los típicos subidones, esos que a uno le da cuando se emociona mucho en la pista… o en los servicios.Esta sala casi totalmente dedicada al Northern Soul. He de explicar que al principio comenté con alguien ,dado que ultimamente me decanto mas por el 70´s Soul,crossover o el Modern,que me gustaría que la música que sonara en cada sala fuera al revés.O sea en la pequeña Northern y en la grande todo lo demás.Pero al rato de estar de allí ya me di cuenta que las cosas ya estaban bien como estaban sobretodo viendo la calidad de las sesiones de Northern Soul que se estaban pinchando en la sala grande.Estos últimos años he tenido un poco aparcado el Northern Soul dentro de mis predilecciones musicales pero os puedo asegurar que despues de volver de Bamberg,casi es lo unico que escucho otra vez.
11110191_10205642689639216_6598221610221470305_nPara empezar y entrando ya en el temas dj´s, el día  antes de volar a Bamberg nos enteramos de que Soul Sam no iba a pinchar por problemas de salud (una desilusión para muchos,yo incluido) y lo sustituían Thorsten,Arthun Fenn y David Ripollés,ahí es nada.
Nada mas llegar me sorprendieron la calidad técnica a los platos de los dj´s japoneses.Daisuke en su primer set en la sala pequeña se dedicó casi al completo al Funk o Deep Funk,esos ritmos gordos que a mi particularmente ya me cansan ( hace unos años me apasionaban) pero que pinchados rollo rapero ,o sea cortando y cuadrando los temas, pues tiene su gracia.
Justo después de Daisuke en la sala grande empezaba el otro japonés Ryuhei con muchas mas técnica a los platos que su compatriota pero tirando mucho de temas muy obvios y muy conocidos ,aunque con él empezamos a calentar motores.
Un rato a ver a Marc Forest y seguir saludando gente y vuelta a la sala grande para oir a unos de los platos fuertes del weekend para muchos. Butch como siempre que lo he visto se marcó un set espectacular a base de 60´s Soul,con por lo menos el 80% de su set desconocido para mi y para todos de los que estaban conmigo.Me acuerdo de sonar un tema detrás de otro y nos mirábamos y nos preguntamos :que coño es esta puta bestialidad de tema???. Con Butch ya se acabaron la tonterías y la pista de baile empezo a arder y a echar chispas y ya no pararía hasta la hora del cierre. Ver a 200 o 300 personas  bailando a la vez y mucha gente con bastante nivel,por lo menos para mí es una de las cosas mas bonitas y emocionantes que pueda sentir.Pelos de punta en muchos momentos con la combinación de temazos y baile frenético en la pista.
11207305_10205642698959449_6598733231206443315_nPasé un rato a ver David Ripolles por la sala pequeña pero aquello ya se había convertido en la sauna que hablé antes y la verdad después de estar en 3 o 4 sesiones grandiosas de él,esta me pareció la de menos nivel.Es imposible que una sesión de Ripolles no tenga nivel pero esta me pareció la menos buena de las que le disfrutado.Como siempre también un par de temas que todos nos preguntamos que era esa maravilla y poco más.Tampoco  ni puedo ni quiero  ser muy crítico porque a esas alturas de la noche los fantasmas y demás estában haciendo sus labor y las cabezas no daban mas de sí.
Poco mas puedo explicar de esa noche.Cuando uno ya entra en la vorágine de sensaciones de una de esas noches locas…pues eso ,poco mas se puede escribir.No hay palabras,sinceramente.Solo felicidad por estar ahí.
10906270_10205642705039601_7041857534375354152_nEl sábado despues del turisteo de rigor,por cierto ciudad preciosa Bamberg,y las salchichas tambien de rigor,nos dedicamos a probar todas las cervezas alemanas que pudiéramos en el bar donde se celebraban las sesiones de tarde. Algunas compras de discos y más cerveza y cachondeo con los spanish regulars allí reunidos.No estuve muy atento a los sets de la gente que pinchaba,más bien muy poco pero me gustó Gilles y por lo que me comentó alguna amiga,Brenda Hernandez desde U.S.A estuvo muy bien pinchando hasta Soulful House.
Despues del pedo de la tarde y la cena, nos costó arrancar bastante por la noche.Nos enfadamos al enterarnos que habían puesto a Arthur Fenn a pinchar a las 9 de la noche, por supuesto allí no habría ni el tato. Los japoneses se marcaron unos sets bastantes parecidos a los de la noche anterior pero que volvieron a hacernos bailar.Brad Hales me gustó mucho a base de buen Northern Soul en la sala grande.Lars Bulheim lo he visto en mejores noches y aparte el sonido en la sala pequeña dejó mucho q desear durante todo el sábado ,no así el viernes,a veces inusualmente bajo. Butch volvió a demotrar quien es ahora mismo el jefazo en esto del Rare Soul,tanto en la sala pequeña como su set cerrando la sala grande.Simplemente grandioso,aunque los cuerpos empezaban a no estar para muchos trotes. Me fui a dormir arrastrando la suela rota de mi zapato después del meneo que le s había dado y sin  saber que lo mejor estaba por llegar…
iuEl Domingo solo tenía una cosa en la cabeza,comer. Después de tanta jarana y bailoteo necesitaba un poco de reconstituyente sólido y por mucho que hubiera visto videos de los momentos de auténtica locura que se vivian los domingos,que los amigos no pararan de repertirme que el domingo me iba a encantar…yo solo quería comer.Y vaya si lo hice! Mientras dejaba reposar la comida ,desayuno o lo que aquella bacanal fuese,nos sentamos la lado de la cabina de los dj´s y allí pudimos disfrutar con un sesión de Val Challoner maravillosa a base de Crossover Soul.Después y para mi alegría Arthur Fenn se puso a los mandos de los platos,las mesas y las sillas se  apartaron y empezó de nuevo el baile.El “My love is so strong” de Angela Davis sonó tan gordo que me obligó a levantarme y olvidarme de mi digestión y allí empezó la verdadera locura.Bjorn Espen no bajó el listón en cuanto a calidad musical y Edu Domingo volvió a demostrar que es junto a David el rojo el mejor dj de la escena nacional.Cuando alguien tiene los todos los discos que te gustaría tener,cuando los pinchas con gusto y mirando siempre a la pista y no a tu ombligo, solo hay que felicitarlo. Esos 4  se fueron intercalando a los platos mientras los demás no dedicábamos a bailar como si lo fueran a prohibir.Acabé subido a una mesa y al quicio de una ventana bailando como un poseído,acabó sonando un par de veces el clásico I really love you de los Tomangoes,mientras nos hacíamos polvo las manos dando palmadas ( ganaba siempre Jose Angel ,por supuesto) y los 50 o 60 supervivientes que allí quedabamos no podíamos borrar la sonrisa de nuestras caras.La verdad es q se vivió un momento de hermandad y éxtasis  durante casi todas las horas que estuvimos allí (algo así como 11 horas!) y eso os aseguro es algo que nunca olvidaré .Esa pasión de la gente por una música,esa felicidad por estar allí justo en ese momento…Una de las mejores fiestas de mi vida ,sin lugar a dudas.
El año que viene más,espero.
Muchas gracias y mucho amor para Oscar,David,Patri,Vane,Al,Uta,Iu,Paz,Elsa.Jose Angel y Mara por vivir esto conmigo.Y a los que nos estuvisteis pero me hubiera encantado que estuvierais,se os echó mucho de menos.

Óscar Lamota

The best…

the best

Movin ‘On

Kavel rocks!

   
 

Ady Lupton at 6T’s 100 Club!

  

Luchana Matinal Soul!

Mola el cartel y molan los residentes.

  

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.