Sobre estas fechas se debería haber celebrado otra edición del “quizás” mejor weekend patrio. Esta afirmación, siempre subjetiva,  puede que sea hasta injusta con otras allnighters de calidad que se han hecho o se hacen actualmente.

Quizás los comienzos no fueron los más alentadores, quizás en alguna edición el local no fuera el más adecuado para montar una allnighter o quizás alguna vez el sonido no acompañó como a los organizadores les hubiera gustado…pero donde te ganaban para la causa y te convertías en un fiel peregrino cada mes de Mayo era ver la pasión y la actitud de las personas que estuvieron involucradas en la organización año tras año.

Fueron 11 ediciones donde tuvieron cabida una amplia gama de sonidos y dj’s, con un vocación en sus comienzos hacia la parte más mod del soul y en sus dos últimos años con una tendencia más pronunciada hacia el x-over , pero siempre dejando la impronta de buscar la calidad a cualquier otra disquisición superflua e innecesaria

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fueron muchos los buenos momentos vividos..pero en la memoria no puedo dejar de recordar la sesión vespertina de Mick H. en el Katmandú o lo que fue el momento más memorable de cuantos weekends uno haya podido visitar, con el concierto de Dean Parrish junto a los Teenagers en una sala insuperable (La Boite ) y un público entregado a la causa (http://video.yahoo.com/watch/567249/2817011 ).  La emoción y los sentimientos que ahí brotaron rara vez se podrán volver a repetir. Muy grande

Se echa de menos.

Anuncios