No sé muy bien en que berenjenal me voy a meter esta vez, en cualquier caso ya me lo aclarais vosotros, lo que sé es que tras ver en directo a Kings Go Forth mi memoria, no tengo mucha y el presense se han cruzado o encontrado cerca de Milwaukee.

En un “soul mundo” justo y coherente “Relax & Love”, hablo de la canción aunque podría tratarse del álbum, (Glen Anthony Henry , Relax & Love) se habría convertido en un hit instantáneo, se debería haber introducido en la vida de cada uno de los que escuchan música negra como la banda sonora perfecta.

Al esperar estas semanas el concierto de K.G.F., el de Valencia del pasado día 5 fue el primero de su primera visita a Europa y el que abre su gira, me vino a la memoria Milwaukee.

Nunca he estado allí pero si muy cerca en varias ocasiones, la ciudad de Wisconsin está a menos dos horas de Chicago y en las veces que visité en tiempos de conquista con mi armadura de boina y chirukas la ciudad del viento, todo sospechoso y raro con el que hablaba (todos me parecían sospechosos y raros), me decía ves a Milwaukee, y claro no fui.

Quizás de haber ido habría entrado en la tienda en la que trabajaba Andy Noble, cuando su grupo era un embrión o ni siquiera se había gestado, posiblemente me habría vendido una copia de Step by Step del “I always wanted to be in the band”, a lo mejor le gustaba y pensaba que un día el también estaría en ese tipo de banda, claro Step by Step también eran de Milwaukee, y eran muchos, más de 10 y su album es una pequeña joya del catálogo de Brunswick con una declaración de principios en su título y varios temas de nivelón. Lo redondo sería que esa misma copia, cayera en manos de un joven cliente en Valencia y ayudase a cerrar un círculo de respeto y pasión por el soul.

Casi treinta y cinco años después el disco “The outsiders are back” el primero de KGF me hace ver que poco tiempo ha pasado realmente en la cabeza de un músico como Andy Noble o de Glen Anthony,  por no citar a muchos otros y cercanos, y la de aquellos auténticos precursores, que a su vez tuvieron los suyos veinte años antes. Hablan de lo mismo con la respetuosa sencillez de las cosas pequeñas, del amor, de la injustica social o del llegar a ser antes que tener. No existe el tiempo en nuestra música, sólo la falta del mismo para saber entenderla y poder apreciarla. Y es por ello que quiero pensar que mucho de lo actual, lo relacionado con el soul, el que le guste a cada cual, se podría valorar de verdad en su justa medida, siempre se habla de retro, de moda de recreación de tal y cual, en el soul o en el blues el estado de ánimo a veces es lo que cuenta y es tu estado de ahora no el de hace treinta y cinco años. No esperemos a que pasen otros veinte para hablar de pequeñas obras maestras y arriesguémonos un poco de vez en cuando, sin riesgo todo es aburrido.

Por cierto alguien podría currarse un artículo para el blog con cosas de ahora interesantes, las hay a montón.
KGF están de gira, hay que ir a verlos, los directos no son precisamente lo que atrapa a un soulie, eso lo sé porque conozco a algunos amigos que piensan así. Pero todo el esfuerzo de una banda para llegar a esa actuación ya es motivo para acercarse, cuanto habríamos pagado por ver en directo a Step by Step, os imaginais en directo a Hamilton Movement o A Round Robin Monopoly, pues entre los pocos que quedan y los nuevos que llegan la llama sigue encendida, hay que conservarla ardiendo y quemarse de vez en cuando.

El directo de KGF de la pasada noche fue un viaje con mucho respeto y soltura desde el legado a Curtis y el mejor soul 60/70s, sun canciones son maravillosas y su actitud imparable. Los reyes se ponen en movimiento.

Lee Fields no es el mejor cantante del mundo pero escucha My World y te darás cuenta de lo afortunados que somos de tener esa obra maestra en nuestras manos hoy en día, se trata sencillamente de ir poco a poco.

Relax & Love
Koala lento.

KGF en Logroño....cortesía de Luís Solsona

Anuncios