Empezamos la crónica del Boomerang con una recomendación gastronómica: El Canal Tavern de Thorne. Si pasáis por allí algún día, ni os lo penséis: pediros lo más inglés de la carta, por ejemplo, el curry Guiño , ñammm. Delicious!

Nosotros paramos allí a comer antes de la fiesta y todo estaba buenísimo, homemade food de verdad. Además, se encargaron ellos del catering de la fiesta y fue una cosa IM-PRESIONANTE. Se me hace la boca agua de recordarlo.

Bueno, vamos al lío. Gran fiesta de cumpleaños para un tío excepcional. Fue lo más parecido al Who’s Who del Northern Soul (el bueno, eh!, no el de toallita, you know what I mean…) en UK. Todas las cara conocidas estuvieron, o casi todas (algunos nos consta que estaban de vacaciones y no pudieron ir). La representación española se lo pasó superb, doy fe. Cayeron muchas, muchas pintas. La sección masculina (Iu y Alberto) bailaron más que nunca en sus vidas, también doy fe.

Musicón increíble a cargo de Soul Sam, María O, Arthur Fenn y Butch. Qué os voy a contar que no sepáis! Sonaron todas las que nos gustan, más muchas que ni idea que era pero sonaban a gloria. Primer turno para Soul Sam a las 4 de la tarde prácticamente con 10 personas en la sala, para sorpresa de todos (el hecho de tener entrada anticipada hizo que la gente se lo tomara con calma y no llegara hasta cerca de las 6). Siguió María O, Arthur Fenn, Butch. Algunas dedicatorias pero sin demasiadas ñoñerías, mejor! Yo creo que el homenajeado lo agradeció.

 

 

 

 

 

 

Maravilloso catering de Canal Tavern (más comida, ñammm). Increíble tarta de cumpleaños con un mini-Soul Sam a los platos de una gran sala de parquet (la de Northern? Guiño). Al lado, una tarta más pequeña con broma incorporada (claro, claro, esta es la de Modern, no?).

Ambientazo de los mejores que se pueden vivir en la escena, el boomerang no decepciona. Muchas risas y muchas más sonrisas, hasta en momentos con problemas de sonido, pocos y resueltos en un plis por la organización. Ni un “rebufido”, ni una mala cara por parte de los Djs. Eso es buen rollo!

Y así hasta la 1 de la mañana, después de 9 horas de fiesta en familia. El set final a cargo de Soul Sam donde sonaron sus clásicos y bastante más emotivo con alguna dedicatoria a amigos de toda la vida y agradecimientos varios. Grande Sam!

Y muy grande la organización del Boomerang, Maria O y Karen Burke, (gracias mil a las dos!!) que fueron capaces de encontrar un local incluso mejor que el original en 2 días y casi al lado del otro, que se había inundado. Pues con esto, hasta el próximo Boomerang de Noviembre. Nos vemos allí.

Anuncios