El 30 aniversario del Soul Essence en Great Yarmouth (UK) ha sido especialmente divertido. (30 aniversario! Que se dice pronto) El Soul Essence, para aquellos que no lo conocéis, es una concentración de veteranos devotos del soul en un pequeño hotel en la costa de Norfolk, para disfrutar de la música que nos apasiona durante 17h al día. Es un weekender tranquilo, casi familiar, en el que hace ya una década nos hemos “colado” un pequeño grupo de soulies españoles, suecos y alemanes.

Este año para celebrar la onomástica trajeron desde su Nueva Orleans natal, al encantador y siempre sonriente Richard Caiton. Y creo que disfrutamos nosotros tanto de él como él de la experiencia de cantar (y viajar) por primera vez fuera de USA. Richard (67) es un hombre sencillo y modesto, con un trabajo formal nada relacionado con la música, pero que todavía sigue componiendo por placer y sólo canta en la iglesia, en bodas y funerales.

Conserva todavía una voz aterciopelada, con el mismo timbre de voz que en sus discos y tuvimos la oportunidad de escucharle cantar espontáneamente en varias ocasiones durante el finde, además de su actuación prevista del sábado noche donde nos deleito con sus famosos “Where is the Love”, “I’m gonna love you more”, “Gotta geta cross to you” y “I’d like to get near you”.

Estuvo muy cercano a todo el mundo y no daba crédito a lo que estaba viviendo: “pero que en España hay discos míos!” exclamaba fascinado, “me siento como Michael Jackson!” decía entre risas cuando una vez más le pedían posar para una foto o firmar uno de sus discos. En los momentos que compartimos de comida y cena contó algunas anécdotas como que el “I’d like to get near you” lo escribió para una chica que veía siempre en el autobús, o que tras el huracán Katrina compuso una canción para poder liberar todo lo que sentía en esos momentos.

Aparte de Richard, la música fue nivelón tanto en la sala de día de deep-soul, como en la sala principal. Los djs estuvieron todos estupendos, empezando por Alex y Aitor, que como parte de la conexión Soul Essence meets Soul 4 Real, llenaron la pista de baile el viernes y sábado noche (respectivamente), derrocharon estilo musical. Además, personalmente me gustaron mucho Steve Plumb (soulmusic.co.uk) y Sean Hampsey.

Pero uno de mis momentos favoritos, es el domingo por la mañana cuando aflora el “yonki” que todo coleccionista de discos lleva dentro y , además de los vendedores de vinilo profesionales que tienen allí su espacio, los particulares abren sus cajas para venta o intercambio. Nervios, paseos, pensamientos ensimismados calculando las ventajas de las compras, así que en ese clima es fácil escabullirse y despedirse con un: nos vemos en Bilbao, amigos!

]

Anuncios