Con motivo de la muerte hace unos meses de Frank Wilson, me pareció interesante rescatar el artículo que Andy Rix cedió al portal soul-source.co.uk. Creo que nadie lo había traducido hasta el momento (disculpad los errores que podáis encontrar) y pensé en publicarlo en el fanzine que editamos con motivo de cada una de las fechas de nuestro club. Quiero agradecer a Andy su amabilidad y predisposición desde el momento en el que le hice llegar la propuesta. Escrito y publicado originalmente con motivo de la última subasta que todos intentamos seguir en 2009 (y que alcanzó un total de 25.742 libras), Andy contó con la colaboración del propio Frank Wilson, Brenda Holloway, Chris Clark y Marc Gordon; Keith Hughes, Bill Dahl y Harry Weinger – The Complete Motown Singles Volume 5; Chris Jenner, John Lester, Paul Nixon, Neil Rushton, Ian Dewhirst, Robb K, Stuart Cosgrove, Tim Brown y Ian Levine.

Iván R. (Forum Club, Madrid).

‘Do I Love You (Indeed I Do)’ – La historia

 

 

Frank Wilson”La música ha sido siempre parte de mi vida. En 1960, perdí mi beca como atleta tras participar en la sentada en favor de los derechos civiles de Baton Rouge, en Louisiana, y pensé que había perdido mi gran oportunidad para escapar de una vida ordinaria. Me dieron un billete para Los Ángeles a través del Congreso de Igualdad Racial. Una vez llegado allí, nunca lo imaginé: ”este es el sitio donde mis sueños se verán cumplidos”. Ahora sé que cada paso que seguía ya estaba dirigido encontrando a Hal Davis, Marc Gordon, Brenda Holloway y Berry Gordy Jr. De manera interesante, cuando entré en el estudio para grabar ”Do I Love You (Indeed I Do)” sólo era una día de trabajo más. Me encontraba emocionado por estar allí haciendo cualquier cosa y ganándome la vida de este modo, pero había aprendido que los caminos del seños son inescrutables. Aquel día que pasé grabando ”Do I Love You (Indeed I Do)” fue esencialmente como una demo, que fue rápidamente olvidada, y que supuso una experiencia que cambió mi vida. Estoy orgulloso de lo que hice y me encuentro encogido por el afecto transmitido por tanta gente alrededor del mundo”.

Frank Wilson
Marzo, 2009.

Frank Wilson – Do I Love You (Indeed I Do) – Soul 35019

Como Motown celebra su 50º aniversario, no podría haber un mejor momento para que su disco más raro fuera puesto en venta. La gran pregunta es, dada su condición de disco de soul más caro, a cuánto llegará a venderse en esta ocasión. La última vez que cambió de manos, hace una década, alcanzó el precio de 15.000 libras.

Es curioso que, una canción que nunca fue editada (hasta hace catorce años), ahora se encuentra en la tirada de un millón de copias del CD del aniversario del sello. Los temas que incluye fueron recopilados por elección popular y la inclusión del ”Do I Love You (Indeed I Do)”, que, insistimos, nunca había llegado a salir a la venta, demuestra claramente la importancia de la canción para los seguidores del sonido Motown.

frank wilsonPara los coleccionistas de Motown, este sencillo es el último santo grial y sólo se conocen dos copias originales (al menos, por el momento).

Como no hay sólo un disco rato en Motown, hay otras referencias que se acercan, si no emparejan, con su rareza. 45s de Patrice Holloway (VIP 25001), The Charters (Mel-o-dy 104) and The Andantes (VIP 25006) han podido esquivar a coleccionistas de Motown durante toda su vida, si bien ninguno de estos discos ha alcanzado el nivel ni ha sido tan deseado como el que nos ocupa.

La historia del camino seguido por el ”Do I Love You (Indeed I Do)” hasta llegar a esa privilegiada posición es posible que no pudiera llegarse a escribir ni hasta por el más talentoso de los escritores. Esta es una historia rodeada por el misterio, y mito, que ha llegado a convertirse en leyenda a lo largo de los años.

Frank Wilson nació el 5 de diciemente de 1940 y se mudó desde Houston a Los Ángeles a la edad de 18 años. Su pasión incial fue por el gospel, llegando a ser miembro de un grupo local llamado los Angelaires.

Tal y como Frank recuerda, cuando fue entrevistado por Bill Dahl, decidió cambiar a la música secular una vez que escuchó a Brenda Holloway. ”La voz de Brenda es lo que me inspiró a escribir música popular, ya que, hasta entonces, había estado escribiendo gospel contemporáneo. Sin embargo, cuando oí a Brenda Holloway cantar, decidí que me gustaría componerle una canción”.
Cuando Berry Gordy decidió abrir la sucursal de Motown en la costa oeste, siguiendo su visita para asistir a una convención de djs en 1963, preguntó a los veteranos de Los Ángeles Hal Davis, y Marc Gordon para se hicieran cargo de ella. Frank ya había desarrollado algunos trabajos con este dinámico dúo y cuando le ofrecieron la posibilidad de formar parte del equipo no se lo pensó dos veces. Debió ser un gran viaje y él incluso llegó a firmar a Brenda Holloway después de ver su actuación, vestida para matar con su ajustados pantalones dorados.

Desde este momento, Frank llegó a ser parte vital del trabajo desarrollado en la costa oeste. Sus composiciones para Jobete, el apoyo publicitario para Motown, alcanzaron una prolífica media y fue recompensado y reconocido al aparecer en los créditos de escritor del primer lanzamiento en la costa oeste, de la anteriormente citada Brenda Holloway, en diciembre del 63.

Durante los años 64 y 65, Frank vio como aumentaba el número de sus composiciones que se editaban en Motown o bien en otro sellos independientes: Mary Love, The Ikettes. Jeanie King and Connie Clark, por ejemplo, fueron algunos de los beneficiados de su inspiración.

Frank llegó a ”editarse” algunos sencillos , pero prefirió adoptar apodos para figurar en todos los lanzamientos. Lanzó sencillos como Sonny Daye (Power), un duesto con Sherlie Matthews reseñado a Sherl Matthews & Sonny Daye (Power), Eddie Wilson (Tollie) y Chester St. Anthony (A&M), siendo todavía discos que permanecen como referencias para coleccionistas.

Frank se mostraba ávido por aprender todo lo que podía y pronto se vio a sí mismo ayudando en producción y supervisando sesiones de grabado. Como Frank recordaba, ”utilizaba mi voz para grabar mi propio material”. Tanto Brenda Holloway como Chris Clark recuerdan que utilizaban estas demos para aprender las canciones. Cuando Brenda fue preguntada por el ‘Just Look What You’ve Done’, contestó ”yo escuchaba la versión de Frank… sus demos eran las mejores. Me encantaba su voz. Me encantaba su forma de cantar, su elocución y todo… Me encantaba grabar todas sus canciones”.

En algún momento de 1965, se tomó la decisión de lanzar a Frank Wilson como artista. A finales de ese año, es posible que en octubre, entró en el estudio de Los Ángeles para grabar algunas canciones. Esta sesión de grabación, una de tantas, sería olvidada cuando otros trabajos ganaron en prioridad. Años después, lo que sucedió ese día causaría un gran impacto en la vida de nuevas generaciones a mil millas de distancia.

frank wilson 2 (2)

Frank había compuesto ‘Do I Love You (Indeed I Do)’ y había decidido grabar este corte junto a ‘Sweeter As The Days Go By’, la cual habría co-escrito con Marc Gordon.

Chris Clark recuerda que escuchó el ‘Sweeter As The Days Go By’ de Frank para aprender la letra antes de grabar su propia versión el 5 de diciembre del 65. Esta confesión figura en su álbum Soul Sounds editado en el 67.

Chris continúo para grabar su propia versión del ‘Do I Love You (Indeed I Do)’ poco después. Su voz fue sobrepuesta en el corte de Frank hasta en tres ocasiones: el 2 y el 19 de enero del 66 y el 7 de agosto del 67. Fue seleccionada para su siguiente sencillo, pero fue cancelado. Finalmente, fue editado en el CD ”Tamla Motown Connoisseurs”, en 2001.

Los músicos de estudio para el día fueron retirados por los habituales e incluían a Billy Strange, Glen Campbell, Hal Blaine, Al De Lory, Carol Kaye y Tommy Tedesco. Frank creía recordar que se ocupó de los teclados (además de la voz, obviamente), pero también recuerda claramanete que hizo los coros con la ayuda de Brenda y Patrice Holloway. Ambos temas fueron producidos por Hal Davis y Marc Gordon.

(continuará)

Anuncios