Vuelve un clásico de nuestra “escena”. Y lo hace, no con las señoritas del cartel, sino con unos cuantos sospechosos habituales de aquí y allá. A MUST!

 

soul affair

Anuncios