522053_468195666582518_816337987_nLos próximos 10 y 11 de Mayo los de Villaverde hacemos cinco años de fiestas pinchando Soul. Un mes de las flores se acababa el Magic Soul Weekend y poco después  bajaba la persiana el smart, mis primeras experiencias como organizador  de “chorradas varias”.

Estas líneas son una visión personal, intransferible  y poco objetiva, que quiere reflejar lo que disfruta uno montando o desmontando estos saraos, en los que por supuesto la música, pero por encima de todos los amigos con los que se comparte son fundamentales. Un montón de risas, anécdotas y buenos ratos me reafirman en que somos gentes muy  afortunadas

Un lustro, cinco añitos han pasado desde que los habitantes verdes de la Villa y Corte echamos los discos a girar. Cinco años no son nada y son mucho tiempo para una chaladura de este tipo apoyada por 30 amigos,de los inasequibles al desaliento y peregrinos del SOUL, sin esos fieles, ojo con el lenguaje religioso que tiene el asunto, compartir eucarísticamente la música más grande jamás tocada no tendría el sentido místico que le otorgamos (esto le gustará al wild koala).

Recuerdo mucho, mucho, el X Magic Soul Weekend con el concierto de Dean Parrish y los Teenagers, bendita locura. El XI fue un desastre, con los habituales cambios de sala de última hora y los eternos problemas de sonido. Aparentemente el sábado en Clamores fué un éxito, nunca habíamos metido tanta gente, probablemente hasta hubiéramos cubierto gastos si no fuera por los hijos de puta de la sala de pijos del viernes, pero a mi me llevaban los demonios, Maria & Carl Willingham pinchando y la pista abarrotada, estática de gente charlando y sorbiendo, lo que es plantificados, un buen bajón.

316039_10200625297451599_1238177260_nPero la tarde fue Mágica en Kathmandu. Mick H me había dejado boquiabierto pinchando en sitios pequeños, semivacíos, con poca luz, muy raros, crossover,  70´s,  lentas y rarezas para pocos y raros, El año anterior en el Copelia de Gran Via soltó la otra cara de Lil Major Williams, me echaron de la sala a pesar de ser de la organización por no recuerdo que historias de valencianos, que ni la pericia y bonhomía de Dani Llabres pudieron solventar. Pero a lo que vamos pista grande y más de 100, zapatillon al canto, las paredes sudaban y aquello rebotaba como el Pier de Cleethorpes, I´m gone en Awake. Luego lo cerró Ady Lupton con el corazón en la aguja Bottom & Co, Gypsy Walsh Band y el I´m on my way, Alberto votando y Begoña llorando, aunque me da que más por el sonido con tufillo setentero que por la emoción, pero fué muy grande.

Al año siguiente volvíamos a tener a H en Madrid, que lo tiene todo y además manda con el micro más que la Merkel, queríamos escuchar lo menos habitual, así que no se como contactamos con Santi, que nos abrió el Kathmandu a la hora de la siesta y desde ese día se convirtió en nuestra casa. El flyer genialidad de Ismael,l10 de Mayo del 2008, siempre fuí de alldayers, a partir de ahí: Mardi, Iu, Don Vicente Juan del Castillo, Joel Maslim, alldayer en el bar de mi amigo Fraguell, Alex y Aitor (flyers  de Alvaro Frechilla), Edu Diumenge, Herminio y Miguel con las soundsystems de baterías hexagonales, Josep A y Luisma en la despedida de Alberto ( a ver cuando vuelve esta cabrón que se le echa mucho de menos), Marco 100 % actitud Santucci, Keith Money (de algo valió que Marcos se fuera a Canada a aprender inglés), fiesta de Nochevieja con la Naciones Unidas del Soul, Lars Bulnheim, Ady Lupton, Flanny, Juan & Manu de los Talcum (agradecimiento eterno por esos flyers que nos dan la seriedad y estabilidad que no reuniríamos los cuatro promoterssss en 100 vidas), Arthur Fenn y lo que venga hasta que Teresa crezca y se haga con los mandos.

582149_322940154441404_1104970626_nGracias a todos dj´s y públicos (menos algún despistado que tuvimos que invitar a retirarse), y  sobre todo a Carol y Santi por tratarnos como no nos merecemos, y a mis camaradas de correrías, Alvaro, Marcos e Ismael, sobrevivimos al popcorn,  nos intoxicamos de crossover, caimos en los brazos del soul-funk y a ver que pasa ahora con el Gospel. Más recuerdos, muy especiales para Begoña y Sergio que mantuvieron la llama en Madrid durante mucho tiempo, y al maestro Jadd, que siendo muy joven, lleva ahí desde que lo inventaron pinchando el soul más fino que se recuerda.

David de Santiago

 

Anuncios