soul affairComo todo llega, también el fin de semana en el cual iba a tener lugar la 16ª edición del carismático Soul Weekender  vitoriano se hizo realidad, un clásico de la escena que viene repitiéndose desde, el ya lejano, 1998.

Con muchas ganas e ilusión por ver a los amigos, escuchar buena música, degustar buenos pintxos y echarnos unas risas. Amén de escapar de la monotonía, de la rutina laboral… ese cambio de aires que a veces oímos y no sabemos muy bien que es. Con esa predisposición salimos muchos desde diversos lugares pero con un mismo destino el pasado sábado 27 de Abril, Vitoria Gasteiz.

Unas horas antes de lo que sería el comienzo del Soul Affair la capital de las vascongadas amanecía con un tiempo poco recomendable para transeúntes, pero ideal para sumergirse en las entrañas de cualquier garito en el que escuchar buen Soul, en esta ocasión el archi laureado Toloño, famoso internacionalmente por sus pintxos… La cosa no podía pintar mejor, sala privada ideal para el evento, con una asistencia perfecta para poder disfrutar de la tarde y muchas caras conocidas para enlazarte en cientos de conversaciones. Soulful Vermout lo llamaban y vive Dios que así fue… Set a cargo del maestro bizkaitarra Subinas que nos deleitó como es habitual en él con un magnífico set con el que nos meneo por todas las décadas y estilos habidos y por haber en esta bendita locura… Ray Barretto – El Watusi, Willie Hutch- Just another day, Virgil Henry – I’ll be true, Aretha Franklin – One Step, Cloudburst – I’m loving you, Barbara Lynn – This is the thanks that i get, Robert Parker – I caught you in a lie o el maravilloso Brand New – 1000 years…

Acompañado a los platos por los babazorros Zigor y Rissi que no se quedaron atrás y nos hicieron bailar a pesar de las horas con temas de la talla de Donny Gerrard –He’s always somewhere around, Jimmy Jones – Ain’t nothing wrong making love, New street adventure – Hangin’ on…

Irremediablemente llegaba la noche, con lo bueno y lo malo que ello conlleva, en esta ocasión todo fue bueno, o eso pienso yo. El Café Dublin un mítico de la noche Alavesa, ligado al Festival de Jazz y la música de calidad acogía a las estrellas (ejem ejem) invitadas a los platos para la ocasión… La Sociedad Soul de Madrid, el GreenVillage Soul Club, s.m.a.r.t., Suite45… todo esto y mucho más condensado en dos conocidas caras de la escena soul estatal, David de Santiago y el que suscribe Sergio M. Vivas.

Se fueron (nos fuimos) turnando a los platos para deleite de los asistentes, mitad habituales del local – mitad Soulies ávidos de buena música, no estoy seguro si conseguimos el nivel pero de lo que si estoy seguro es que fue una gran noche.

Por parte de David con temas de la talla del Make me over de Coffey Bros, Tired of running around – Young ladies, No girl de Billy Stewart o el I don’t need no fortune teller… amén de un guiño al fallecido George Jackson que recibió su merecido homenaje en forma de dedicatoria.

Por mi parte, la de Sergio M. Vivas, con cortes como el Love Love Love de Donny Hathaway, Never had a love so good de Charles Johnson, Honey de Jesse Fisher, Jan Jones Independent woman, Jesse James If you want a love affair, Mel Britt She’ll come running back, o el mega clásico de Aretha  “Don’t let me lose this dream”.

La cosa se acercaba a su fin, y allí andábamos los dos, plato a plato, amarrándonos a la cabina para que aquello no acabará nunca… hasta que las circunstancias obligaron y fue David quien con Johnny Mae Mathews y su I have no choice, dedicado especialmente para el incombustible Jadd despedía esta edición del Soul Affair Vitoriano con una gran sonrisa en la cara y con la frase tan concisa pero a la vez tan contundente “Lo hemos pasado muy bien”… sin duda el año que viene volveremos y esperamos veros por allí a todos. GRACIAS mayúsculas a Risi y Raquel, y demás personas comprometidas, por las ganas, la hospitalidad, por vuestra sonrisa, en definitiva por habernos hecho felices…

Sergio M. Vivas

 

deanchalkleyamy

Anuncios