A.HodgeResulta que estaba buscando alguna foto chula para hacer un flyer que anunciara una fecha por la tarde en el Kathmandu (que acabó recibiendo el nombre de Dayer in the basement, organizada junto a Jay Cee Kings) y me dio por pensar en Archie Hodge: “vamos a ver si hay alguna foto suya por la red”. Curiosamente, google devolvió como los dos primeros resultados a la búsqueda sendas fotos de un veterano policía de color llamado, precisamente, Archie Hodge. Nada más verlas, me vino a la mente un comentario, que leí en alguna parte, acerca del Archie Hodge autor de la canción, y que decía que se trataba de un policía que decidió probar suerte en el mundo de la música sin saberse si era para intentar dedicarse a ello o para quitarse la espinita de tener algún disco editado. Enlazando a la web que alojaba la foto, acababas dando con una página que contiene un organigrama y en el que aparece este nuetro Archie y un mail de contacto. Ya que la curiosidad me podía, no dudé en escribirle simplemente para conocer, de primeras, si era la persona que suponía. Y cuál fue mi sorpresa cuando, en una escueta contestación, me daba la razón. Automáticamente le devolví respuesta solicitándole que me contestara a algunas preguntas para conocerle mejor, ya que había firmado una de mis cinco canciones de soul preferidas. Muy amablemente, accedió a ello y este es el resultado.

Archie nació en Pocahontas, una especie de pedanía de Jackson, Misisipi. Al preguntarle sobre una posible educación musical, contesta indicando que no, siempre y cuando la entendamos como académica, siendo su familia la que le inculcó su interés por la música y la que le motivó para que desarrollara el talento con el que contaba. Tampoco se refiere explícitamente al background religioso que casi es general para un artista negro en aquella época. Tan sólo indica que, aparte del disco que nos ocupa, participó como corista en otros tres cortes gospelianos y tocando el bajo en dos más, siendo este el bagaje de trabajos editados durante su carrera. Dejando a un lado sus lanzamientos, asegura haber participado en algunos spots de televisión y haber girado como artista, aunque siempre dentro de su estado. A la hora de confesarnos si había tenido alguna fuente de inspiración en particular, nos confirma que sí, que siempre se había fijado en Sam Cooke y en uno de sus sobrinos (cómo sería éste entonces!). Al preguntarle sobre el sello en el que editó “I Really Want To See You Girl”, nos indica que Narco Records era un sello muy local de la ciudad de Jackson. Al preguntarle acerca de su difusión y de otros artistas con los que pudiera haber compartido estudio, no confirma nada en particular. Los dos cortes se grabaron en una única sesión en 1975 y la tirada de copias fue de 1000 uds. , recibiendo una buena acogida por parte de las emisoras del estado, que solían pinchar las dos caras del disco. Como curiosidad, Archie comenta que las canciones fueron escritas por él: “I Really Want To See You Girl” fue compuesta en una sola noche, mientras que la otra cara, “If I Didn’t Need You Woman”, le llevó cerca de un año, ya que no conseguía dar con la tecla para redondear la letra. Contó con la ayuda del sobrino antes citado para completar el trabajo.

Archie desconocía la repercusión de su disco en la escena soulie, de la que confiesa no conocer demasiado, y se muestra sorprendido por lo codiciado que puede llegar a ser su disco (imagino que se atragantará al conocer los precios que puede alcanzar…).

Breve historia de uno de tantos discos de rare soul, contada en esta ocasión por su protagonista.  

Iván RnB (Forum Club)

**Foto cortesía de Alex Subinas.

Anuncios