968026_10152845848403502_362246388_n¿Perteneces a algún club o colectivo?

No formo parte de ningún club, pero presto mi pequeña colaboración a los organizadores del Movin’on y del Boiler en Barcelona, ya sea para ayudar a colgar carteles, debatir contenidos o realizar propuestas de merchandasing.

¿Cuánto llevas en la movida?

En la movida musical desde los 19 y tengo 46. Si nos atenemos a escenas, todo el patrimonio de iniciación en la cultura mod se proyectó después en una evolución progresiva hacia la escena soul, a mediados de los noventa. Desde entonces, con fases de mayor o menor intensidad, me orienté más hacia el modern soul, hasta hoy.

¿Recuerdas tu primera niter?

Si la memoria no falla, la primera niter estrictamente en la escena soul sería el primer Floorshaker en Barcelona, en el 95 ó 96. Recuerdo que entre el personal había dos sectores, uno cercano al northern soul más clásico y otro más hacia el modern soul, que no paraban de quejarse a los DJs para que pinchasen lo que les gustaba. Recuerdo también las primeras ediciones del Black Apocalypse en Asturias o el S4R en Bilbao, era algo mágico y con un nivel musical mucho más alto del que estaba acostumbrado.

457958_390261927716682_2021155471_o¿Predilección musical?

Por fortuna tengo un gusto musical extremadamente variado, pero elegiría 70s soul por delante del resto, la cima de la creación musical afroamericana esta ahí. Escucho música en función de mi estado de ánimo. En casa mucho jazz, tengo tantos discos de jazz como de soul y funk juntos. Es algo que me renueva las pilas y me hace escuchar soul con otra perspectiva distinta. Comencé a escuchar jazz con 23 años y cambió mis esquemas, es una llave que abre todas la puertas de la música negra. En una niter, ultimamente me gusta mucho cuando pinchan crossover, temas como Windy City “We party heavy up in heah” o Masterpiece “Love affair”.

-Top 3 de temas/ Top 3 de niters o weekends (nacionales mejor)

Realmente complicado por no decir imposible elegir tres temas, ni de soul ni de lo que sea. Si me adscribo a este ámbito echaré mano de clásicos con gran valor sentimental en mi vida. “I’ll never forget you” de los O’Jays es la primera, me emociona profundamente y he llegado a derramar lágrimas de alegría o de desamor con este tema, la canción siempre es la misma, pero mi corazón no. La segunda es el eterno “Work to do” de los Isleys, porque siempre tengo unos horarios que da la sensación de llegar al restaurante cuando han cerrado la cocina y no es plan de vida. Y la tercera, Wee “Try me“, mi canción favorita de modern soul, no podía faltar. Si crees que no soy serio, pues eso, ven y pruébame.

Respecto a weekends, mi favorito histórico fue el Black Apocalypse. En activo sitúo al S4R, imprescindible por solera y calidad. Y luego, el Movin’On, que este pasado diciembre acogió la mejor niter del año, una de las mejores que he visto jamás. Se creó un ambiente increíble, yo diría que místico, trascendente.

548304_442082619201279_2134951140_n¿Cómo ves la escena actual y qué cambiarías? ¿Qué mantendrías?

Veo la escena mucho más madura y con un criterio musical más definido, cada weekender tiene su sonido particular. Somos poca gente pero bastante activa y con weekenders consolidados, con reputación internacional. Mantendría el vínculo de unidad que existe. Tal vez cambiaría la incapacidad de crear un relevo generacional en la escena. Por otra parte, se corren pocos riesgos en las cabinas y echo en falta más presencia de estilos como underground disco, soulful house, jazz-funk, etc. Mi concepto de niter tira más a ‘total soul’, que haya de todo un poco.

-Dedica a nuestros seguidores un tema y di por qué?

Bueno, pues exaltemos la amistad con los Best Friend Around “It’s so good to know”. Uno de mis temas favoritos de underground disco, intenso, con mucha atmósfera y buena producción, con solos de regusto jazzy siempre en segundo plano. Me gustan las canciones que sirven de puente para mezclar estilos y esta lo es.

Anuncios