image

Uno cuando decide hacer kilómetros para asistir a una fiesta, o dos como era el caso, aparte de por ver a la familia, lo hace por la vieja, que no caduca, afición de escuchar al dj invitado y alguno de los discos que atesora.

Esta vez traían a uno de los grandes, Lars Bulnheim, uno de los dj’s que siempre te aporta cosas nuevas cada vez que lo escuchas y que no suele dejar indiferente. Un grande y punto.

El local lleno  prácticamente las 8 horas que duró la alldayer, con un sonido irregular en ocasiones debido al maldito limitador, pero que se compensa con el nivel musical que allí suena. Buena iniciativa de Álvaro y José Ángel que esperemos dure mucho tiempo y el personal sepa recompensar. De momento, Andy Noble, Carl Headberg, Lars B. y con la próxima visita de Taffy hacen de Luchana algo a tener muy en cuenta en sus agendas.

Horas más tarde se inaguraba un nuevo club, Billboard Class, con Begoña, Iván y David De Santiago como “promoters” y que recuerda al añorado SMART.

Para la inauguración se traían a David Briones , un “underrated” que esperemos se prodigue más. Es bueno,oigan!. Escuela Soul Dreg.

Sala con un tamaño perfecto, sonido aceptable y con suelo de parket “rara avis” en las fiestas patrias y que tanto gusta.

La asistencia, sin embargo, no fue la que se preveía en un principio aunque eso no fue óbice para que hubieran momentos con la pista llena y con buena selección musical por parte de todos.

Uno se pregunta dónde se meten todos esos que se ponen parches de “northern soul” hasta en la frente y que luego en las fiestas no aparecen salvo que se les invite a pinchar. Un misterio, eh!.

Pese todo, el Club promete a poco que la gente de Madrid responda.

Anuncios